Sexo virtual

 

Jovencita en sesión de sexo virtual

Sexo virtual

El sexo virtual es una forma relativamente nueva de “relación” sexual entre personas que sin tener contacto físico se comunican mediante alguna aplicación en Internet y se excitan mutuamente para luego terminar cada uno masturbándose.

 Las aplicaciones tecnológicas usadas para concretar una sesión de sexo virtual pueden ser el chat, el messenger, la webcam, el teléfono móvil o el correo electrónico, mediante las cuales intercambian mensajes eróticos o sexualmente explícitos con el único objetivo de excitar al otro.

 La mayoría de la gente que practica el sexo virtual son desconocidos que se refugian en el anonimato y la distancia para dejar volar todas las fantasías sexuales que nunca se atreverían a manifestar en una relación real

 En estas sesiones de sexo virtual hombres y mujeres dejan de costado toda inhibición o complejo inventándose personajes con perfiles deseables y excitantes, con los cuales se camuflan frente a los demás.

El sexo virtual les permite mantener una relación sexual sin complejos y sin el miedo al rechazo, ya que no se muestra el cuerpo desnudo ante otra persona ni se tienen que demostrar habilidades amatorias, como ocurriría en una relación en la cual hay contacto sexual físico.

¿Cómo es una relación de sexo virtual?

El sexo virtual no tiene rasgos de relaciones románticas o amor, es sólo sexo puro, en el cual se busca causar y obtener la máxima excitación para que luego la masturbación sea lo más satisfactoria posible.

Las personas usan Internet para describirse mutuamente situaciones, en forma sexualmente explícita, como las que hipotéticamente experimentarían en un encuentro sexual real. Así, comienzan a erotizarse y excitarse sexualmente con frases cada vez más fogosas y provocadores hasta que llegan al punto de tener un orgasmo mediante la masturbación.

Con esto demás está decir que el sexo virtual no es otra cosa que una práctica de excitación sexual para la masturbación, estas personas en realidad no están obteniendo placer de la otra parte sino que se lo están proporcionando por sí solos en la intimidad de una habitación y frente a un aparato electrónico.

En definitiva lo que hay de nuevo con esto del sexo virtual son los medios empleados para excitarse sexualmente antes de masturbarse, ahora son distintas herramientas tecnológicas e internet, antes eran las películas porno o las revistas eróticas.

Son más proclives a mantener relaciones de sexo virtual las personas con baja autoestima, complejos de inferioridad o respecto su propio cuerpo, temor a no cubrir las exigencias propias de una relación sexual real.

Esas personas -sean jónenes o adultos- tienen dificultad para comprender y entender que siempre hay alguien esperándonos para aceptarnos así tal cual somos, solo es cuestión de animarse a descubrir a esa persona, que seguramente está más cerca y expectante de lo pensado. ¡Dile SÍ al sexo real!

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s